TOP

Es bueno creerle a Dios

“Mira que te mando que te esfuerces y seas valiente; no temas ni desmayes, porque Jehová tu Dios estará contigo dondequiera que vayas.”
Reina Valera Josúe 1:9
La Palabra de Dios no solo hay que conocerla …¡hay que creerla! Se habla mucho de creer en uno mismo, por ahí te podrán decir que la Luz está en ti, y tu eres autosuficiente para enfrentar todo lo que se te presente.
Dios te dice… “confía en mi” “ Yo estaré siempre contigo” Él es la verdadera luz, si tu cuerpo es el templo del Espíritu Santo y obedeces sus mandamientos… andarás en Luz.
Esto requiere de un esfuerzo diario. Así como le dijo a Josúe… “te mando que te esfuerces y seas valiente; no temas ni desmayes”. Eso mismo hoy te dice a ti, y lo maravilloso es que no te deja solo/a Él estará contigo donde quiera que vayas . Que Dios te bendiga.
TOP

Terapias

Si estas sufriendo conflictos familiares o individuales, no te quedes solo/a busca ayuda
Terapias Individuales y grupales, con días y horarios a convenir

4458 3780

TOP

Para Reflexionar

[tube]a2EWw3Qs154 [/tube]

Vale la pena intentarlo. ¡Que Dios nos dé sabiduría para lograrlo!

TOP

Para Reflexionar

15 Viendo los hermanos de José que su padre era muerto, dijeron: Quizá nos aborrecerá José, y nos dará el pago de todo el mal que le hicimos.

16 Y enviaron a decir a José: Tu padre mandó antes de su muerte, diciendo:

17 Así diréis a José: Te ruego que perdones ahora la maldad de tus hermanos y su pecado, porque mal te trataron; por tanto, ahora te rogamos que perdones la maldad de los siervos del Dios de tu padre. Y José lloró mientras hablaban.

18 Vinieron también sus hermanos y se postraron delante de él, y dijeron: Henos aquí por siervos tuyos.

19 Y les respondió José: No temáis; ¿acaso estoy yo en lugar de Dios?

20 Vosotros pensasteis mal contra mí, mas Dios lo encaminó a bien, para hacer lo que vemos hoy, para mantener en vida a mucho pueblo.

21 Ahora, pues, no tengáis miedo; yo os sustentaré a vosotros y a vuestros hijos. Así los consoló, y les habló al corazón.

22 Y habitó José en Egipto, él y la casa de su padre; y vivió José ciento diez años.

23 Y vio José los hijos de Efraín hasta la tercera generación; también los hijos de Maquir hijo de Manasés fueron criados sobre las rodillas de José.

24 Y José dijo a sus hermanos: Yo voy a morir; mas Dios ciertamente os visitará, y os hará subir de esta tierra a la tierra que juró a Abraham, a Isaac y a Jacob.

25 E hizo jurar José a los hijos de Israel, diciendo: Dios ciertamente os visitará, y haréis llevar de aquí mis huesos.

26 Y murió José a la edad de ciento diez años; y lo embalsamaron, y fue puesto en un ataúd en Egipto.

Génesis: 50: 15 -26

Este es el final, de la vida de José. Este hombre que pasó por tantas adversidades, traicionado por sus propios hermanos, dejado en el foso con los leones, pero siempre sostenido por Dios, exaltado por Dios.

Creo que es un buen ejemplo para fortalecernos cuando estemos atravesando pruebas duras.