TOP

Desobediencia del hombre

mensajes-cristianos-abre-tu-biblia

Pero la serpiente era astuta, más que todos los animales del campo que Jehová Dios había hecho; la cual dijo a la mujer: ¿Conque Dios os ha dicho: No comáis de todo árbol del huerto?Y la mujer respondió a la serpiente: Del fruto de los árboles del huerto podemos comer; pero del fruto del árbol que está en medio del huerto dijo Dios: No comeréis de él, ni le tocaréis, para que no muráis.Entonces la serpiente dijo a la mujer: No moriréis;sino que sabe Dios que el día que comáis de él, serán abiertos vuestros ojos, y seréis como Dios, sabiendo el bien y el mal. Y vio la mujer que el árbol era bueno para comer, y que era agradable a los ojos, y árbol codiciable para alcanzar la sabiduría; y tomó de su fruto, y comió; y dio también a su marido, el cual comió así como ella.Entonces fueron abiertos los ojos de ambos, y conocieron que estaban desnudos; entonces cosieron hojas de higuera, y se hicieron delantales.Y oyeron la voz de Jehová Dios que se paseaba en el huerto, al aire del día; y el hombre y su mujer se escondieron de la presencia de Jehová Dios entre los árboles del huerto.Mas Jehová Dios llamó al hombre, y le dijo: ¿Dónde estás tú?Y él respondió: Oí tu voz en el huerto, y tuve miedo, porque estaba desnudo; y me escondí. Y Dios le dijo: ¿Quién te enseñó que estabas desnudo? ¿Has comido del árbol de que yo te mandé no comieses?Y el hombre respondió: La mujer que me diste por compañera me dio del árbol, y yo comí.Entonces Jehová Dios dijo a la mujer: ¿Qué es lo que has hecho? Y dijo la mujer: La serpiente me engañó y comí.

Desde la creación del mundo el hombre desobedece lo que Dios le ordena . Lo vemos en Adán y en Eva, ellos sabían que no podían comer ese fruto, pero la curiosidad y el deseo de ser iguales a Dios hizo que desobedecieran su palabra.

Si trasladamos aquel hecho a la sociedad actual, podemos ver que esa rebeldía, ese desafío a la autoridad, ya sea de los padres, de los maestros o quien fuere que la ejerza. En la gran mayoría es vulnerada. Cuando hablamos con padres de jóvenes que consumen drogas, en primer lugar nos encontramos con la negación, “ no mi hijo sabe que eso es malo, siempre se lo decimos ” y en segundo lugar, hacen responsable a un amigo, o a la escuela.

Nos recuerdan a Adán “ la mujer que me diste” de algún modo hace responsable al mismo Dios …no se hace cargo. Eva, vio que el fruto era agradable, codiciable para alcanzar sabiduría, cayó en la tentación y compartió con su compañero.

Creo que es hora, que comencemos a reflexionar sobre todos los consejos que Dios nos da por medio de su Palabra.

Hay autoridades que debemos ejercer, en primer lugar con nuestros hijos, marcarles el buen camino y ayudarlos a transitar ese camino, tal ves en el trabajo o en otro ámbito, podemos tener alguien bajo nuestra autoridad, no abucemos de ella, hagámoslo de la mejor forma.

También hay autoridades a quienes debemos respetar, principalmente la autoridad Divina. Debemos someternos a la voluntad de Dios y si queremos sabiduría pidámosla a Él.

Cada uno desde el lugar que nos corresponda, hagámonos cargo de nuestra responsabilidad.

Comments are closed.